El Celler simboliza la unión de un pueblo catalán por un único fin, dar valor a la cultura catalana mediante la elaboración de los vinos con una personalidad inigualable, que hace al Celler un referente en Cataluña.